Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Futbol

El exarquero Gastón Sessa compró una antigua casa donde vivió Raúl Alfonsín

En las últimas horas se dio a conocer que el exarquero Gastón Sessa compró una antigua casona en donde vivió el expresidente Raúl Alfonsín. El inmueble funcionaba como un hotel museo pero los gastos se hicieron insostenibles ante el efecto económico ocasionado por el aislamiento preventivo, social y obligatorio decretado por la pandemia de coronavirus.
El "Gato" Sessa finalizó su carrera en Atlético Chascomús, en 2018, y decidió radicarse en un campo en la afueras de la localidad bonaerense. Los medios locales indicaron que el exarquero resolvió comprar "La Casona hotel", la vivienda que perteneció al expresidente Raúl Alfonsín desde 1957 a 1972, que funcionaba como hotel museo.

Sessa compró "La Casona hotel", la vivienda que perteneció al expresidente Raúl Alfonsín desde 1957 a 1972, que funcionaba como hotel museoSessa compró "La Casona hotel", la vivienda que perteneció al expresidente Raúl Alfonsín desde 1957 a 1972, que funcionaba como hotel museo
El requisito principal para el comprador del inmueble ubicado en Lavalle 227 de Chascomús, fue mantener la fachada sin modificar por ser un "edificio con valor patrimonial". Esto fue aceptado sin problemas por el exarquero que atajó en 13 equipos a lo largo de su carrera profesional.
La casa del expresidente estaba valuada en 340.000 dólares en el momento de la venta. Su anterior propietario, Matías Andia, afirmó que el inmueble no tiene protección especial (apenas está resguardada su fachada por orden municipal) por lo que puede ser reformada en su totalidad en el interior.
Desde que se instaló en Chascomús, en 2018, junto a su pareja y dos hijos, Sessa quedó ligado en la localidad. Tiene una empresa constructora y su actividad más relevante es la equitación.
Su paso en esta ciudad fue una revolución porque agarró del cuello a un hincha de un equipo rival que lo insultaba y le dio la victoria al equipo cuando pateó un penal en una definición.
En 2016, había abandonado el fútbol tras protagonizar una situación escandalosa con el árbitro Julio Barraza, a quien tomó del cuello luego de haberle mostrado la tarjeta roja en el partido entre Villa San Carlos y Tristán Suárez, por la cuarta fecha del certamen de la B Metropolitana.

Fuente: La Nacion
Gaston Sessa

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Noticias NQN

Teclas de acceso