Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Futbol

Policía acusó a una facción de hinchas de Alianza por el ataque a un móvil

“No había razones para los disturbios. Su equipo ganó y todo se dio con normalidad” cuestionó el comisario inspector Bravo, que identificó a un puñado de hinchas como responsables de los incidentes.
El director de Seguridad Interior de Cutral Co informó sobre una serie de desmanes que se dieron el domingo por la tarde. Fue en los alrededores al Coloso del Ruca Quimey y luego del partido -a puertas cerradas- entre el Gallo e Independiente.
“Un grupo de entre 10 y 15 personas que se juntaron afuera del estadio. Se empezaron a agredir con golpes de puño y amenazas con otra facción local que estaba del otro lado”, relató.
En ese sentido, contó que uno de los móviles que patrullaban la zona vio que una persona llevaba un arma blanca, por lo que frenaron para detenerlo pero terminaron expuestos a una agresión en conjunto. “Una de estas personas arrojó un ladrillo que dañó por completo el parabrisas del móvil, por lo que fue necesario el uso de munición antitumulto”, agregó Bravo.
El comisario mencionó que también fue necesario escoltar a los jugadores de Independiente desde la salida del Coloso hasta el puesto de policía caminera en Huincul. “Todo esto fue presentado junto al informe del árbitro”, concluyó.

“No son hinchas”
Desde un sector de la banda “Los pibes de siempre” marcaron distancia respecto a los incidentes.
“Lamentablemente pasa esto cuando vuelve el fútbol, pero en todo el año se trabajó mucho en lo social y estas cosas lo empañan por uno o dos inadaptados que después se borran”, explicaron.

Partido interrumpido por invasión
A los 20 minutos del complemento, cuando Independiente apretaba al Gallo contra el fondo con una pelota parada. El árbitro Gonzalo Escobar frenó el encuentro y mandó a los jugadores a refrescarse. En ese interín llamó al encargado del operativo de seguridad y señaló la cabecera norte donde había unos 4 espectadores.
Según se supo, entraron por una puerta rota sobre la terraza de la cantina y se quedaron en la tribuna que da de espaldas a calle Nolasco, donde se había concentrado la banda “Los Pibes de Siempre”. Un integrante de la terna arbitral contó a este medio que las personas que estaban en la tribuna escupieron al fotógrafo de Independiente y lo amenazaron, por eso se frenó el encuentro.

Fuente: Cutralcoalinstante
Alianza

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Noticias NQN

Teclas de acceso